Frases de Erasmo de Rotterdam

  • "Abominas el nombre del diablo, y en oyéndole te santiguas, y eres tú mismo aquel diablo que aborreces."

    Comparte
  • "Ahora bien, si hay algo en la vida humana que conviene afrontar con vacilación y que incluso se debe evitar, conjurar y mantener lejos por todos los medios, es sin duda la guerra."

    Comparte
  • "Cada uno favorece su partido, aunque sea tal el crimen que no se pueda defender con razón."

    Comparte
  • "Cada uno tira para sí, cada uno habla su lenguaje, no quiriendo concertar con el otro."

    Comparte
  • "Con la cara más dura que una piedra, hemos depuesto todo pudor, abandonado todo sentido de la vergüenza e imitamos, igualamos, dejamos atrás a los paganos en avaricia, ambición, lujo, fasto, tiranía."

    Comparte
  • Confundimos la propiedad con la administración.

    Comparte
  • "Cuando el lenguaje era uno, éramos todos un cuerpo."

    Comparte
  • "¿Cuántas veces no se ha emigrado de un sitio a otro?"

    Comparte
  • "Después de las riquezas tienen en mucho la nobleza que llaman de linaje (¡oh, nombre vano y de burla si no te acompaña virtud!)"

    Comparte
  • "Dicen que se acrecienta el reino si se gana un lugarcillo o una señoría para que se ponga después en las cartas: Señor de tal gente. Y no miran con cuántos robos de sus súbditos, con cuánta sangre, con cuántas viudeces y orfandades se compra aquel palmo de tierra que ganan."

    Comparte
  • "El consultar las cosas no es sino un tardar; no para las hacer de presto, sino para hacerlas a su tiempo."

    Comparte
  • "El dinero es la vida" (como dice Hesíodo).

    Comparte
  • "El murmurador a todos los cuerdos es aborrecible, porque cada uno se teme dél, y piensa que otro tanto dirá dél en ausencia, como dice de los otros."

    Comparte
  • "El varón prudente y bueno todo le pone en abreviar la plática."

    Comparte
  • "En el país de los ciegos, el tuerto es el rey"

    Comparte
  • "Finalmente nuestros rayos cada vez infunden menos miedo también."

    Comparte
  • "Hace uno bien en alabarse a sí mismo, cuando no encuentra otro apologista."

    Comparte
  • "Hay menos mal en un turco o judío sincero que en un cristiano hipócrita."

    Comparte
  • "'Julio'. Algunos empezaban ya a estar asqueados de la curia romana. Iban pregonando que todo estaba manchado por doquier con ganancias vergonzosas, con placeres desorbitados y nefandos, con envenenamientos, con sacrilegios, asesinatos y tráfico simoníaco."

    Comparte
  • "'Julio'. Mi primer afán fue conocer perfectamente el ingenio, costumbres, afectos, riquezas e inclinaciones de todas las gentes y sobre todo de los príncipes: quién convenía con quién, quién tenía diferencias con quién. A continuación procuré servirme de todas esas cosas en mi propio interés."

    Comparte
  • "'Julio'. Mujeres suyas no tienen. Ahora bien, ¿qué de extraño hay en que tengan hijos, puesto que son hombres, no eunucos?

    Comparte
  • "'Julio'. Nosotros llamamos Iglesia a los templos sagrados, a los sacerdotes y especialmente a la curia romana y en primer lugar a mí, que soy la cabeza de la Iglesia.

    Comparte
  • "'Julio'. Que cada uno piense lo que quiera con tal de que hable bien o al menos guarde silencio. Ahora bien, el romano pontífice no puede ser censurado, ni siquiera por un concilio general.

    Comparte
  • "'Julio'. ¿Qué pasa aquí? ¿No se abre la puerta? Supongo que han cambiado la cerradura o está estropeada."

    Comparte
  • "'Julio'. ¿Quién sino la fuente de todas las leyes, el romano pontífice? A él corresponde, ciertamente, abolir la ley, interpretarla, ampliarla, restringirla, en la medida en que le parezca conveniente a sus intereses.

    Comparte
  • "'Julio'. Tú quizá sueñas todavía con aquella antigua Iglesia en la que tú en compañía de algunos famélicos obispos hacías de ponttífice completamente inútil, sometido a la pobreza, al sudor, a los peligros y a mil inconvenientes."

    Comparte
  • "La esencia de la felicidad consiste en que aceptes ser el que eres".

    Comparte
  • "La filosofía es una meditación de la muerte."

    Comparte
  • "La Guerra sólo es buena para aquellos que no la han experimentado."

    Comparte
  • "La guerra no discute que esta o aquella ciudad deba obedecer a un buen príncipe antes que servir a un tirano, sino si se pone a nombre de Fernando o Segismundo, si paga el impuesto a Felipe o a Luis."

    Comparte
  • "La mente humana está formada de tal manera que es mucho más susceptible a la falsedad que a la verdad."

    Comparte
  • "La mujer es, reconozcámoslo, un animal inepto y estúpido aunque agradable y gracioso."

    Comparte
  • "La paz más desventajosa es mejor que la guerra más justa."

    Comparte
  • "La pugna es constante entre hombre y hombre, de uno con cualquier otro; ningún pacto es lo suficientemente firme entre los hombres."

    Comparte
  • "La sabiduría de este mundo es la madre y raíz de todos los males".

    Comparte
  • "La verdadera amistad llega cuando el silencio entre dos transcurre amenamente."

    Comparte
  • "Las leyes de Solón, por las cuales vedó que no se dijese mal ni de los muertos ni de los ausentes."

    Comparte
  • "Las parábolas del Evangelio, si se miran así a la letra, ¿quién no dirá que son de algún hombre idiota?"

    Comparte
  • "Mejor es prevenir que curar."

    Comparte
  • "No hay ningún pueblo sobre el que menos valga la autoridad del sumo pontífice que los ingleses."

    Comparte
  • "Nosotros los revestimos con títulos espléndidos, aunque sean criminalísimos: a éste lo llamamos "católico", a aquél "serenisimo", a uno "ilustrisimo", a otro "augusto" a todos los denominamos "dilectos hijos"."

    Comparte
  • "Nosotros no somos la sede de Cristo, sino la sentina de Satanás."

    Comparte
  • "Ojalá que hubiera traducciones a todas las lenguas para que esos escritos pudieran ser leídos y conocidos."

    Comparte
  • "¿Para qué derriba con trabucos los lugares el que tiene las llaves del reino de los cielos?"

    Comparte
  • "'Pedro'. Dichoso pontífice, en verdad, si puede establecer una ley por la que eluda no ya el concilio, sino incluso al mismo Cristo. Aunque contra un pontífice como el que tú acabas de describir (notorio criminal, borracho, homicida, simoníaco, envenenador, perjuro, rapaz, manchado con toda clase de monstruosos placeres, y además a la vista de todo el mundo no tanto hay que desear un concilio universal como que la plebe armada con piedras lo quite de en medio, por el bien general, como una peste pública."

    Comparte
  • "'Pedro'. ¡Venga, basta de triunfos, gloriosísimo soldado! Prefiero aquellos otros, aunque paganos, por odio a ti, que -aun siendo padre santísimo en Cristo- celebrabas triunfos por tantos mile de cristianos muertos por culpa tuya, fuiste responsable de la destrucción de tantas legiones, mientras ni con la palabra ni con tu vida has ganado para Cristo ni una miserable alma."

    Comparte
  • "'Pedro'. Veo un caos humano repugnantísimo que a nada huele sino a burdel, vino y pólvora de cañón."

    Comparte
  • "Pero tampoco los mismos reyes advertían suficientemente qué precedente introducían en contra de sí mismos: que en lo sucesivo estuviera permitido a un sacerdote romano deponer de su trono a aquel príncipe que hubiera incurrido en su odio."

    Comparte
  • "Por el peculio de los sacerdotes el mundo entero se ve envuelto en guerras perniciosísimas."

    Comparte
  • "¿Qué sentido tiene, expuestos como estamos a tan gran número de males, echarse encima voluntariamente otro más, como si no tuviéramos bastante?"

    Comparte

¡SORTEAMOS UN MÓVIL!

Envíanos citas y participa en el sorteo de un móvil Android.

Participa

26.048 frases célebres

Busco una cita
Categorías