Frases de José Ingenieros

  • «A los hombres fuertes les pasa lo que a los barriletes; se elevan cuando es mayor el viento que se opone a su ascenso».

    Comparte
  • «Admitamos que la primera vez se ofende por ignorancia; pero creamos que la segunda suele ser por villanía».

    Comparte
  • «El ambicioso quiere ascender, hasta donde sus propias alas puedan levantarlo; el vanidoso cree encontrarse ya en las supremas cumbres codiciadas por los demás».

    Comparte
  • «El hombre que ha perdido la aptitud de borrar sus odios esta viejo, irreparablemente».

    Comparte
  • «En la utopía de ayer se incubó la realidad de hoy, así como en la utopía de mañana palpitarán nuevas? realidades».

    Comparte
  • «Enseñemos a perdonar; pero enseñemos también a no ofender. Sería más eficiente».

    Comparte
  • «Juventud sin rebeldia es servidumbre precoz».

    Comparte
  • «La curiosidad intelectual es la negación de todos los dogmas y la fuerza motriz del libre examen».

    Comparte
  • «La imaginación y la experiencia van de la mano. Solas no andan».

    Comparte
  • «La verdad es la más temida de las fuerzas revolucionarias».

    Comparte
  • «Los hombres y pueblos en decadencia viven acordándose de dónde vienen; los hombres geniales y pueblos fuertes solo necesitan saber a dónde van».

    Comparte
  • «Los más rezan con los mismos labios que usan para mentir».

    Comparte
  • «Los que se quejan de la forma como rebota la pelota, son aquellos que no la saben golpear».

    Comparte
  • «Mientras los serviles trepan entre las malezas del favoritismo, los austeros ascienden por la escalinata de sus virtudes. O no ascienden por ninguna».

    Comparte
  • «Nada hay más hermoso que un padre llegue a convertirse en un amigo de sus hijos, cuando éstos llegan a perderle el temor, pero no el respeto».

    Comparte
  • «Si te arrastras como gusano, no te quejes si te pisan».

    Comparte
  • «Sobresalir es incomodar; las medianías se creen insuperables y no se resignan a celebrar el mérito de quien las desengaña. Admirar a otros es un suplicio para los que en vano desean ser admirados. Toda personalidad eminente mortifica la vanidad de sus contemporáneos y los inclina a la venganza».

    Comparte
  • «Los ideales están en perpetuo devenir, como las formas de la realidad a que se anticipan. La imaginación los construye observando la naturaleza, como un resultado de la experiencia; pero una vez formados ya no están en ella, son anticipaciones de ella, viven sobre ella para señalar su futuro».

    Comparte
  • «El ideal es un límite: toda realidad es una "dimensión variable" que puede acercársele indefinidamente, sin alcanzarlo nunca. Por mucho que lo "variable" se acerque a su "límite", se concibe que podría acercársele más; sólo se confunden en el infinito. Todo ideal es siempre relativo a una imperfecta realidad presente».

    Comparte
  • «El perfeccionamiento humano se efectúa con ritmo diverso en las sociedades y en los individuos. Los más poseen una experiencia sumisa al pasado: rutinas, prejuicios, domesticidades. Pocos elegidos varían, avanzando sobre el porvenir; al revés de Anteo, que tocando el suelo cobraba alientos nuevos, los toman clavando sus pupilas en las constelaciones lejanas y de apariencia inaccesible. Esos hombres, predispuestos a emanciparse de su rebaño, buscando alguna perfección más allá de lo actual, son los "idealistas"».

    Comparte
  • «?se es idealista persiguiendo las quimeras más contradictorias, siempre que ellas impliquen un sincero afán de enaltecimiento».

    Comparte
  • «Los espíritus afiebrados por algún ideal son adversarios de la mediocridad: soñadores contra los utilitarios, entusiastas contra los apáticos, generosos contra los calculistas, indisciplinados contra los dogmáticos».

    Comparte
  • «Los idealistas suelen ser esquivos o rebeldes a los dogmatismos sociales que los oprimen. Resisten la tiranía del engranaje nivelador, aborrecen toda coacción, sienten el peso de los honores con que se intenta domesticarlos y hacerlos cómplices de los intereses creados, dóciles maleables, solidarios, uniformes en la común mediocridad».

    Comparte
  • «La humanidad no llega hasta donde quieren los idealistas en cada perfección particular; pero siempre llega más allá de donde habría ido sin su esfuerzo. Un objetivo que huye ante ellos se convierte en estímulo para perseguir nuevas quimeras. Lo poco que pueden todos, depende de lo mucho que algunos anhelan».

    Comparte

¡SORTEAMOS UN MÓVIL!

Envíanos citas y participa en el sorteo de un móvil Android.

Participa

26.048 frases célebres

Busco una cita
Categorías